Inicio / DEPORTES / Juegos Olímpicos de la Juventud: las chicas del beach handball se quedaron con la medalla de oro

Juegos Olímpicos de la Juventud: las chicas del beach handball se quedaron con la medalla de oro

Buenos Aires 2018

Vencieron a Croacia 2-0 (con parciales de 14-10 y 18-16) en la final y se consagraron campeonas.

juegos Olímpicos de la juventud bs as
Argentina medalla de Oro en Beach Handball femenino

La explosión de alegría sólo pueden entenderla ellas. Verlas es presenciar casi un momento religioso. Como si un ente se introdujera en sus cuerpos enajenados. En sus mejillas, lágrimas, sudor y arena se hacen uno. Revolean sus ojos, sus miradas se pierden. No hay ningún rito pagano y, aunque no se la ve, ahí está la diosa que se incorpora en sus músculos, en su sangre, en su alma: se llama gloria, y vendrá personificada, en unos instantes, en forma de medalla de oro olímpica. Las Kamikazes, la selección femenina de beach handball, acaba de provocar que Argentina sea la primera campeona de los Juegos de la Juventud en esta modalidad al vencer a Croacia 2-0 (parciales de 14-10 y 18-16).

Si jugar por una medalla de bronce un rato después de haberse codeado con la final es el partido más difícil, es porque no saben lo que es ir por el título luego de los martillazos emocionales que padecieron las chicas durante la media mañana. Allí Hungría, vigente campeón mundial, puso sus voluntades a prueba.

Porque las europeas demostraron su jerarquía recuperándose de un primer parcial en el que las Kamikazes las sorprendieron y en el segundo período, casi que las aplastaron. Con el orgullo herido, las chicas borraron rápidamente ese mal paso y se recuperaron de un último lanzamiento que pudo haberlas eliminado para desatar la locura en la arena y en las gradas.

Y ya entonces fue un cúmulo de sensaciones. En realidad, lo había sido desde la tanda de shoot-outs. Allí, cada error provocaba un sufrimiento lacrimógeno. Lo mismo que cada acierto, sólo que con las venas llenas de algarabía. Zoe Turnes lo expresaba como podía al finalizar el juego: “Tratamos de contener la emoción, pero era muy difícil. En cuanto mirás y ves a tus papás… Estoy muy emocionada”, alcanzaba a decirle a Clarín para volver a llorar de inmediato. Y de inmediato intentaba focalizarse: “Ahora la cabeza está en la cabeza de oro… Digo la medalla, ya no sé ni qué estoy diciendo”. El llanto, entonces, se mezclaba con la risa en un gesto facial conmovedor.

Y en el primer parcial salió a flote toda la garra del seleccionado que, de algún modo, es pariente de La Garra del handball indoor. En base a una defensa muy fuerte (en algún momento llegaron a cometer tres infracciones al hilo), sostuvieron la paridad y controlaron a Anja Luksic. Con una Carolina Ponce en llamas (3 goles en 4 lanzamientos) sacaron 6 de ventaja cuando quedaba casi la mitad del período y lo supieron sostener para llevarse el parcial 14-10.

El segundo período encontró el bache más pronunciado de Argentina con algunos errores en ataque que permitieron a las croatas igualar en 8 tras haber estado cuatro arriba, pero la dupla Ponce-Bonomi sacó lo mejor de la pivote para estirar la diferencia con una actuación destacada de Carolina asistiendo a Gisella y también marcando.

Compruebe también

En su regreso al tenis, Del Potro venció a Nishioka en Delray Beach

El tandilense participa de la primera ronda del ATP 250 de Delray Beach, sobre cancha …

El dolor de la perra de Emiliano Sala en su velorio

Nala estuvo custodiando la puerta del velatorio donde los seres queridos le dieron el último …

Dejanos tu comentario